Mara Torres: “Espero que este cambio político desbloquee la ley y vuelva el consenso a RTVE”

·      La escritora y periodista cree que “la independencia de Radio Televisión Española debe estar garantizada por ley, gobierne quien gobierne”

·      Es necesaria una ley que garantice la independencia de la corporación de los poderes políticos y económicos 

·      Según asegura “vestiré de negro hasta que sea así”

Las Palmas de Gran Canaria, 1 de junio de 2018. La escritora y periodista Mara Torres ha valorado el cambio político que se ha sucedido en España en la mañana de hoy insistiendo en que “espera que la ley que elige mediante el consenso a los directivos de RTVE se desbloquee” y regrese “la independencia del ente de los poderes políticos y económicos”.
 
Según ha insistido, “la moción de censura forma parte del juego democrático” y puede funcionar como herramienta que “permita que la ley bloqueada por el PP se desbloquee” y que “garantice la independencia de RTVE por ley gobierne quien gobierne”.
 
Tal y como ha recalcado, “yo seguiré vistiendo de negro cada viernes hasta que eso pase”.
 
Como ha bromeado en la mañana de hoy en la capital grancanaria, “me he subido a un avión con un presidente para venir a la Feria del Libro y me he bajado con otro”.
 
Mara Torres presenta en la XXX edición de la Feria del Libro una de sus novelas, que una vez más encabezan las listas de las obras más vendidas del país. Con Los días felices, la escritora acerca a sus lectores una historia de amor, amistad, cotidianidad, a través de los sueños y dudas de sus personajes, cuestiones tan sencillas, complejas y cercanas como la propia vida.
 
En su novela, “el narrador está durante toda la novela muy cerca del protagonista, Miguel, narrando su vida y pensamientos”, que según ha considerado, “son dudas y sentimientos que tenemos todos, lo que la convierte en una novela muy cercana y con la que es fácil identificarse”.
 
La historia de Mara Torres está contada a través del día de su cumpleaños cada cinco años (el día que cumple 20, 25, 30, 35 y 40 años) en un relato que conecta con la esencia de los lectores y su propia trayectoria vital. La historia arranca con la llamada de Claudia, a la que conoció el día de su cumpleaños hace veinte años y de la que ha estado enamorado desde entonces.
 
La estructura de Los días felices permite al lector recorrer junto a los personajes desde la etapa universitaria hasta la madurez, en un viaje en el que “está acompañado de un narrador muy cercano”. Para el acercamiento a esta etapa universitaria, ha confesado la escritora, “acudí a mis diarios de cuando tenía 20 años, para leer y estudiar cómo escribía a esa edad, qué lenguaje utilizaba, y así llevar ese cambio al libro”, que es algo que “el lector nota a medida que avanza en el libro, que madura junto con los protagonistas”.
 
El amor, un constante en la novela, es una herramienta que ha sido utilizada de manera magistral por la escritora desde la vertiente “del amor platónico, pero más bien como esa relación inalcanzable, inaccesible, que no se desarrolla y que se queda colgada en la línea del tiempo” . Esta es la historia de Miguel y Claudia, que representan los cambios de la vida y del amor. “Con 20 años, cuando Miguel conoce a Claudia, lo asocia con una enfermedad, algo que te contagia sin remedio”, mientras que con 40 “ese amor está más orientado a la estabilidad, al refugio sentimental”, ha detallado. 
 
El tiempo es otro de los elementos clave de Los días felices, como algo que “es inherente al ser humano”, y al alcanzar los 40, “comprendemos la vida y pensamos de forma diferente, con acontecimientos que son definitivos” en una duda y un sentimiento que “le pasa al personaje, me pasa a mi, y a muchísimos lectores que se identifican con lo que expresa Miguel”.
 
En la novela, los 40 también son un punto de inflexión, “no es que Miguel cambie, es que las circunstancias que lo rodean son distintas”, ha explicado Mara Torres. 
 
El impuesto sentimental 
 
La escritora y periodista Mara Torres ha confesado que “El impuesto sentimental” fue durante 3 años el título de su novela, que finalmente se cambió por Los días felices. Para ella, este concepto es fundamental en el relato, ya que “todas las relaciones sentimentales tienen peaje”. 
 
Como ha detallado, “el que decide no comprometerse paga el peaje de la soledad, el que decide vivir con una relación de pasión de 20 años estará condenado a no tener nunca estabilidad y el que tiene una relación más fija tendrá que renunciar a esa pasión por la tranquilidad”. Para Mara Torres, “el peaje sentimental es ese impuesto, esa contrapartida de una determinada relación sentimental”.
 
La autora de la novela ha explicado que el título de su libro hace referencia “a esos días felices que pasaron, por supuesto”, pero sobre todo “al día del cumpleaños donde todo el mundo te desea que seas feliz y que tengas un feliz día”.